El dispositivo es innovador, los deportes bruscos nunca han estado tan bien monitoreados y todo en pro a la seguridad de los atletas.

Mantener la cabeza segura, no siempre es fácil para los atletas que literalmente arriesgan la vida en el deporte, ya que esta es la parte más importante a resguardar de severos traumas que pueden costarle la vida al deportista y así el usuario puede dar su mejor rendimiento a lo que Reebok crea, CheckLight Sports/Activity Impact Indicator, que hace el trabajo inteligente para mantener a los deportistas fuera de peligro.

El dispositivo en realidad es muy pequeño y es casi imperceptible al usuario, por su gran diseño puede portarse en todo tipo de deporte que se requiera dar un seguimiento estrecho y un status del atleta que indique cuánto impacto recibe.  Los impactos en los deportes físicos son parte del juego todos lo sabemos y el trabajo de este dispositivo es que avisa a los entrenadores, atletas y padres de familia para detectar el nivel de gravedad de los impactos.

Los sensores se conectan a la cabeza y usan 3 luces diferentes para representar el nivel de impactos: amarillo para los moderados, rojo para los casos graves, y verde para indicar que está perfectamente bien. Refleja aceleraciones directas al contacto con la cabeza del atleta, no en el casco o en la correa de la barbilla. Reebok también menciona que no se debe utilizar este dispositivo como herramienta de diagnóstico, ya que es sólo un objetivo de medición de fuerza de impacto, que también registra el número total de impactos experimentados como una guía para los atletas que sirve para obtener una evaluación adicional.

Agradable a la vista y cómodo, Reebok se mantiene a la vanguardia en tecnología para los deportistas, con artículos nuevos que son de gran ayuda en el seguimiento para la protección de los mismos.