El español obtuvo su octavo título del año en 10 finales, con un marcador aplastante de (6-2) y (6-2) frente a Milos Raonic.

En una final poco entretenida debido a la diferencia de juego de ambos jugadores, ya que el canadiense no pudo hacer nada en contra de Nadal.

Con la grada a su favor Milos Raonic sintió mucha presión y no pudo aguantarle el ritmo a su rival que rápidamente aprovecho la desconcentración de Milos, para que en sus saques obtuviera mucha ventaja.

Pero el publico jamás dejó  de alentar a su compatriota que se encontraba disputando su primera final, al final del juego, el público le aplaudió a Milos por su gran esfuerzo, ya que ellos mismos reconocieron al rival del canadiense.

Fue un partido con una diferencia grande, pero para el joven Milos, esto es puro aprendizaje, ya que enfrentó a uno de los mejores del mundo.

Nadal ya tiene su octavo título del año y a partir del lunes recuperará la posición 3 del ranking.