Por muy revolucionaria que parezca, LA RED se comprende mejor considerada como la última de una larga serie de herramientas que han ayudado a moldear la mente humana.

La red ofrece exactamente el tipo de estímulos sensoriales y cognoscitivos, repetitivos, intensivos, interactivos, adictivos, que han demostrado capacidad de provocar alteraciones rápidas y profundas de los circuitos y las funciones cerebrales.

Lo que esta claro, es que para la sociedad en su conjunto la web se ha convertido en tan solo los 20 años transcurridos desde que el programador de software Tim Berners-Lee escribiera el código para la World Wide Web.

Con esto aparece la mente lineal que esta siendo desplazada por una nueva clase de mente que quiere y necesita recibir y diseminar información en estallidos cortos, descoordinados y  frecuentemente solapados.

La red podría ser la mas potente tecnología de alteración de la mente humana que jamás de haya usado en forma generalizada. Como mínimo es lo mas potente que ha surgido después de la imprenta. También proporciona un sistema de alta velocidad para entregar respuestas y recompensas.

Este camino de la información atrae nuestra atención para dispersarla. Nos centramos intensamente en el medio, en la pantalla, pero nos distrae el fuego graneado de mensajes y estímulos que compiten entre sí por atraer nuestra atención.

No todas las distracciones son malas, según Ap Dijksterhuis. Estas interrupciones de nuestra atención le dan a nuestra mente inconsciente tiempo para lidiar con un problema, sacando a la luz datos y procesos cognoscitivos ausentes de la deliberación consciente.

Steven Johnson en su libro del 2005 ”Everything  bad is good for you” menciona que el uso de la computadora genera una estimulación mental mucho mas intensa que la lectura de libros.

John Sweller, ha pasado tres decenios estudiando el modo que nuestra mente procesa la información y, en particular, como aprendemos. Su trabajo ilustra como la red y otros medios influyen en el estilo y la profundidad de nuestro pensamiento.






Los neurólogos han acabado por darse cuenta de que la memoria a largo plazo es de hecho la cede del entendimiento, no solo almacena hechos, sino también conceptos complejos, esquemas.

Sweller afirma que ” Nuestra capacidad intelectual proviene en gran medida de los esquemas que hemos adquirido durante largos periodos de tiempo.

La profundidad de nuestra inteligencia gira en torno a nuestra capacidad de transferir información de la memoria de trabajo, a la memora a largo plazo.

Con todo esto podemos observar que la influencia de la red sobre el pensamiento humano es innegable, ya que todos los contenidos e información gracias a esa tecnología han desarrollado nuestra forma de pensar y razonar.

También hemos separado la lógica de lo concreto, somos mucho mas proclives a pensar en lo hipotético y pensamos que el mundo es mas un lugar para ser clasificado y entendido científicamente que para ser manipulado. No somos mas inteligentes que nuestros padres o nuestros abuelos. Nuestra inteligencia es diferente. Y eso no solo influye en nuestra visión del mundo, sino también en la forma en que criamos y educamos a nuestros hijos.

La red nos ha proporcionado grandes herramientas de comunicación ayudado a la expresión humana a desarrollarse cada vez mas.