El reloj de pared Blurring Time es una delicia.

Lo genial del Blurring Time es su perspectiva. Cuando miras el reloj de manera frontal, el reloj muestra en todo su esplendor los números, pero al recorrer suavemente hacia un costado o el otro de este, los números se desvanecen. Este efecto lo causa la forma en la que los números están sujetos al cuerpo del reloj en distintas alturas, de tal forma que estos tienen como base pinchos de metal que fijan las esferas que dan la figura a los números en el cuerpo.

El reloj y la forma en la que está construido está inspirado en la tecnología de captura de movimiento en la industria del cine.