El cortometraje I Forgot My, nos da una clara y espeluznante muestra muy atinada que llega a ser deprimente del cómo es que la raza humana se vuelca hacia el uso excesivo de los teléfonos inteligentes.

Jamás creí poder ver de una forma tan clara, del qué tanto nos afecta el usar estos teléfonos inteligentes que llevamos con nosotros a diario en todas horas y en compañía de nuestros seres queridos. Al mirarlo me puse a reflexionar en la chica que es la protagonista del corto, que vamos, en este, se refiere a un adulto plenamente consciente del entorno y de lo que los que están a su alrededor se pierden en el uso del teléfono pero, me pregunto, ¿Qué pasa cuando los niños son los que sufren de abandono a causa de esta absorción de la mente, hacia el mundo de las redes sociales? Creo que debemos todos, ser un poco reflexivos y aunque las personas adictas a la tecnología defienden la postura de el uso de estos, yo defiendo mi trinchera al creer que los teléfonos inteligentes se deben usar como lo que son… Simples y meras herramientas y que jamás van a suplir el contacto humano directo.

Espero que te guste tanto como a mi el corto y mis felicitaciones a los que en verdad disfruten del momento que viven al tomar aquellas fotos o videos que suben a redes sociales.