Si creías que los libros electrónicos jamás existirían, estabas equivocado.

Muchos de nosotros nos aferramos a la idea de que los libros dejen de existir en papel, pero todo en este mundo tiene que evolucionar y esta formidable forma de hacer que el libro vaya de la mano con la tecnología sin perder lo icónico que puede llegar a ser un libro, es genial.

TwistBook está conformado por dos pantallas que se conectan entre sí por una unión flexible, que logra imitar muy bien un libro común. La manera en la que las dos pantallas se unen para crear la forma física del libro hace a su vez de portada y contraportada, provocando que el gadget esté perfectamente protegido, dicha “funda” es completamente personalizable, ya que si deseas puedes imprimir una portada mediante la aplicación de fotos que montas fuera de la funda, simulando la portada del libro. ¿Interesante no?