No hay de quienes hablar… hay que hacer controversia, dicen los medios.

Por: Gabo Monterrubio

Pumas, mal. Monterrey, mal. Xolos, mal. Tigres, mal. Chivas, de la chingada.  En los últimos 10 años estos 5 equipos han sido responsables de 10 títulos y hoy no se encuentran entre los mejores 10 equipos de la liga.  Así han sido las noticias del fútbol mexicano últimamente:

  • América volvió a ganar.
  • Chivas volvió a perder.
  • Monterrey en crisis.
  • Pumas no levanta ni con Viagra.
  • Xolos hundidos en mediocridad.
  • Tigres, lo mas emocionante es el Tuca y sus jaladas.

Después de varias semanas de lo mismo, es obvio, que los periodistas busquen otra cosa de que escribir.  Ahí entra Guillermo Ochoa y Carlos Vela.  Yo en lo personal ya estoy cansado de ese tema.  Hay argumentos favorables anti-Ochoa y otros pro-Ochoa igual con Vela; pero darle atención a un asunto TAN ridículo es, realmente, una nube de humo para esconder que la Liga de fútbol nacional no tiene alma. Ochoa y Vela no van al Tri. Muy su pedo! Cada quien hace con su culo lo que quiere ¿no?

Ahora resulta que nos importa si los futbolistas son unas divas.  Nos gusta que sean divas, es parte de la vida de un futbolista y es exactamente el mismo motivo por el cual todos los hombres cuando son niños sueñan con ser futbolistas.  Es mas, yo quisiera ser futbolista: Que me paguen por jugar fútbol, por ser famoso, por representar a mi país, salir con modelos, carros ultimo modelo, salir en comerciales de Banamex (que son una vergüenza) y todo eso por jugar fútbol.

Existen doctores que salvan vidas y ganan menos que muchos futbolistas. No es lógico! TODOS los futbolistas son unas divas!! Les pagan por jugar y todavía se ponen sus moños… Que no mamen! Yo quisiera ver a un futbolista Godínez. Un Godínez no puede decir: “No jefe, no voy a la junta”, pero una diva si. Ya dejen de criticar a la DIVA de Ochoa o Vela, no deberíamos exigirle a esos 2. Deberíamos exigirle a Pumas, Monterrey, Xolos, Tigres y a Chivas que nos regalen espectáculo para olvidar que a final del día el fútbol no es otra cosa que un deporte de divas.