La pista de baile interactiva de Daan Roosegaarde, genera electricidad gracias al baile en sí.

Daan Roosegaarde cree que la autosustentabilidad como la conocemos es un poco aburrida. Todos conocemos los molinos de viento y los paneles sociales que solo generan energía porque… sí.

Un piso que es autosustentable generando energía porque la gente baile sobre él, ¡Suena bien!

Las plantas de aprovechamiento de la energía recorren el circuito del club, lo que demuestra que la sustenibilidad no se trata de hacer menos, se trata de hacer más.

” El mundo físico está fallando, tanto en términos de economía como en la energía. Europa casi se siente como un museo al aire libre. La generación anterior ha jodido bastante, bueno, por lo tanto depende de nosotros para combinar la innovación con la imaginación, que reunirá a empresarios y artistas, para hacer las cosas con las que se sientan abiertos y vivos. Es nuestro turno para proponer el futuro …”  dice Daan Roosegaarde y creo que tiene toda la razón.