Para contribuir en la preservación de la cultura japonesa, en el año 2007, la Asociación Cultural de Kyoto y Canon iniciaron su participación en el Proyecto Tsuzuri, produciendo réplicas exactas en alta resoluciónde los biombos y paneles deslizantes que constituyen el tesoro nacional para el país, ya que en ellos se encuentran plasmadas algunas de las pinturas más representativas de artistas como Henninki Hojo Hall.

Las piezas originales que fueron reproducidas gracias a este  proyecto, pocas veces son exhibidas al público, ya que pueden sufrir un deterioro más rápido o  algún otro tipo de daño. El proceso utilizado por Canon consistió en:

1.         Síntesis de imagen: Se fotografió la imagen en diferentes segmentos, haciendo uso de una cámara digital Canon EOS-1Ds Mark III adaptada a un cabezal móvil especialmente diseñado

2.         Gradación: Para representar la densidad delicada, se fotografió con iluminación de estudio y con luz estroboscópica (fuente luminosa que emite una serie de destellos muy breves en rápida sucesión), obteniendo de ambas un procesamiento híbrido que no afecta en lo absoluto a la obra.

3.         Reproducción fiel: Para obtener los colores originales, las imágenes son ensambladas mediante un software que las reconstruye para posteriormente imprimirlas en una impresora de chorro de tinta de gran formato, que es capaz de reproducir las sutilezas tonales del estilo pictórico japonés del siglo XVII. Posterior al proceso realizado por Canon, se les dio el acabado final a los paneles y biombos, a través de una técnica de retoque llamada “pan de oro”, con la que se logró capturar la apariencia envejecida de las superficies doradas de las obras, para después colocarlas en exhibición para deleite del público.

El proyecto Tsuzuri, tiene como objetivo contribuir a la protección de los bienes culturales y valiosos de Japón, así como promover la herencia artística por medio de las exhibiciones abiertas o actividades educativas que se hacen sobre las  reproducciones en alta resolución..


LA RESTAURACIÓN EN MÉXICO

En México y como parte del compromiso social que siempre ha caracterizado a Canon, en el año 2010 inició un proyecto de colaboración con el  el Museo Nacional de Antropología, CONACULTA e INHA, titulado “Digitalización de las Colecciones Arqueológicas del Museo Nacional de Antropología”. El objetivo principal de este esfuerzo conjunto es crear el primer banco de imágenes digitales en alta resolución, que permita la difusión de las piezas arqueológicas y la operatividad en investigación para la realización de diversos proyectos y tareas como: consulta, estudio, conservación y control de las colecciones del museo.

Las fases del proyecto consisten en:

1.         Digitalización de las colecciones del Museo Nacional de Antropología: Mediante la utilización de equipos donados por Canon, se fotografían los 7 mil 761 objetos arqueológicos exhibidos actualmente en las salas del museo. Los archivos se guardan en formato RAW para conservar la máxima calidad, mientras que el formato JPEG sirve para las bases de datos y la página web.

2.         Digitalización de las colecciones del Acervo Arqueológico en depósito: Se ha contemplado fotografiar lo ya catalogado y registrado del acervo arqueológico en bodega, que reúne aproximadamente 120 mil piezas en custodia.

3.         Digitalización del Archivo Histórico: Se realiza la digitalización con equipo fotográfico de los documentos históricos, fotografías antiguas, negativos, planos, etc., contenidos en el Archivo Histórico del museo.

Con la realización de estos dos proyectos, además de impulsar la investigación y la difusión de las colecciones artísticas y arqueológicas, Canon está contribuyendo en el acercamiento de ciudadanos de todo el mundo con la rica herencia cultural de Japón y México. .