Esta artista que evoca sus más profundos deseos, crea un mundo que solo el arte puede traerlo al mundo real.

¿Cuántas veces nos hemos dado cuenta de que nuestra vida se vuelve monótona y rutinaria? todos los días vamos por ella haciendo las mismas actividades, hasta que llega el momento en el que todo pierde sabor y nos sentimos rígidos y amordazados por nuestro propio ser.

Silvia Grav, es una fotógrafa española que un día se cansó de su vida aburrida y dio rienda suelta a su imaginación, sin embargo lo que ella visualizaba como una certera fuga a su monotonía, solo existía en su cabeza, a lo que puso manos a la obra y trabajo en ello, para así poder traerlo a la realidad.

Grav se dedica a hacer  fotografías de escenas que le parecen interesantes para después agregar o quitar elementos a su gusto, y crear con ellos una obra que exprese sus deseos. Pero la fotografía no es su único medio de expresión, ella practica el dibujo y la escritura de cuanto se imagina. La artista ha declarado que el arte es la más valiosa de las herramientas para alejarse de la monotonía y transformar sus sueños en ideas tangibles.

“El proceso suele desencadenarse por dos motivos: por necesidad o por inspiración. El primero ocurre cuando te despiertas a media noche, porque el ansia no te deja dormir. Te sientes como un náufrago. Estás solo y lo único que tienes es una cámara, el silencio y muchas horas por delante”, explicó la fotógrafa respecto a cómo fue su proceso creativo.

En las manos de Silvia Grav, estuvo el cambiar su vida por completo y compartir un poco de sus adentros con quien lo quiera apreciar, el trabajo de la fotógrafa, es excelente, ya que conjuga la tecnología y los elementos que viven dentro de ella para poder dar vida a tan hermosas imágenes.