Después de 2 años de que se estrenara el documental que causó mucha polémica en México, los directores de “Presunto Culpable”, Layda Negrete y Roberto Hernández, son acusados por daño moral, delito por el que deberán pagar 3 mil millones de pesos. 

Los cargos son por no solicitar permiso a las personas que aparecen en el documental como: el ex comandante de la Policía Judicial, Manuel Ortega y Víctor Reyes Bravo, que fue parte del testimonio para encarcelar a José Antonio.

La Juez Rosario Mancera, decidió realizar el juicio a puerta cerrada, sin presencia de medios de comunicación.

En sus cuentas de Twitter, los creadores de “Presunto Culpable” expresaron ser parte de acoso judicial y censura, además de mencionar de que uno de los demandantes, ni siquiera ha visto el documental.