La polémica actriz, salió el martes pasado de rehabilitación con una gran sonrisa y subiéndose a su automóvil muy rápido.

Luego de 90 días de tratamiento de castigo por manejar en estado de ebriedad y dar información falsa a los policías.

De acuerdo con TMZ la actriz tendrá que estar acompañada de un asistente que se asegure que no va a regresar a las adicciones.

Lohan fue trasladada en junio al Centro Cliffside desde Betty Ford center, y no ingresó a prisión por decir que tomaría 3 meses de rehabilitación.

La actriz se ha vista envuelta en polémicos problemas, debido a las drogas y alcohol, ahora empezará a trabajar en su documental junto con Ophra y espera poder retomar su vida normal y su carrera.