La investigación se abrió luego de que el jugador del Milán, Kevin Constant, abandonara la cancha luego de recibir insultos racistas en su contra.

El incidente ocurrió en el juego del martes contra el equipo de Saussuolo en el torneo del trofeo TIM, en el que también participa la Juventus.

Constant abandonó el juego en el minuto 34, después de patear el balón contra las gradas. El arbitro dejó que entrara un suplente y advirtió que el partido se cancelaría si volviera a ocurrir un incidente igual.

Esta es la segunda vez que el jugador ataca a unas gradas por recibir insultos racistas, en la primera ocasión todo el equipo del Milán se fue con el a los casilleros.

El jugador subió una foto a su Twitter, en donde aparece con Balotelli, Niang, Boateng, en donde dice “Detengan el Racismo”

El equipo del Saussulo empieza su torneo en la Liga A, después de ser campeón en la segunda división.