El departamento de aguas residuales de Roskilde colaboró con la firma Nordach, obsesionada con el skate, para crear un sistema de drenaje “extremo”.

Los cambios climáticos y las inundaciones que se frecuentan en el mundo han puesto a especialistas a pensar en  posibles soluciones. En Roskilde Dinamarca se llevó a cabo un proyecto, en conjunto con la firma Nordach, para crear un sistema de drenaje de aguas residuales con doble propósito, el primero sería almacenar aguas residuales y pluviales a través de cuencas, y el segundo es ser un parque de skateboarding: Rabalder Park.



¿Cómo funciona esto?

La estructura tiene la capacidad para grandes inundaciones, incluso las que estadísticamente se dan cada 10 años, al canalizar el agua a través de tubos que desembocan en tres cuencas consecutivas. Pero en condiciones secas este camino trazado para el agua se convierte en un espacio de celebración de los patinadores, se crean obstáculos y vías en donde se puede patinar. El arquitecto encargado de este proyecto, Soren Enevoldsen Noran (también fanático del patinaje), asegura que estar en estas cuencas es “como sentirse en casa entre las cunetas y sistemas de drenaje” En esta ingeniosa construcción también se pueden desarrollar actividades como: trote en senderos, parkour, hamacas, trampolines, zonas de parrilladas y zonas de performance.



Este proyecto Danés, se creó como parte de la lucha contra la separación de las aguas residuales y pluviales; ya que anteriormente, cuando estos dos sistemas se combinaban gracias a las lluvias, los tubos que las canalizaban, quedaban llenos a su máxima capacidad, provocando que se desbordaran los líquidos en los ríos. Ahora después de trabajar arduamente en estos proyectos, ciudades como Copenhagen, pueden presumir de ser ciudades con ríos en los que se puede nadar. Sin embargo, lugares como Nueva York son lentos para seguir estos procesos, a pesar de la presencia de medidas base, y las promesas por parte de Bloomberg para mejorar la gestión de las aguas pluviales, como parte de su iniciativa PlanNYC.

Otro aportador importantes a este movimiento, son los Países Bajos,ya que con más del 60% de sus habitantes viviendo por debajo del nivel del mar, se han implementado medidas de doble uso del agua. En adición a sus comunidades flotantes y sus azoteas con jardines que absorben el agua de la lluvia; se han implementado  depósitos de retención de aguas pluviales, así como en estacionamientos y plazas de agua.

Rabalder Park situado en el nuevo distrito creativo de Musicon, y esto es sólo una de la serie de intervenciones que cuestionan el desarrollo urbano convencional.