El sexto partido de Las Finales de la NBA se llevó a cabo ayer en Miami, el encuentro se vio muy cerrado desde un inicio. Ambas escuadras daban todo de si, para lograr su objetivo.

Por una lado San Antonio dio un excelente juego para poder así lograr que ese, fuera el último partido a disputar y poderse coronar como campeones indiscutibles; sin embargo por el otro lado, Heat, entregó todo en la duela para impedir a los Spurs llevarse el título y así lograr que se lleve cabo un séptimo juego.

Los Spurs estuvieron a tan solo a 5,2 segundos de llevarse el triunfo pero no contaban con la maravillosa hazaña de Allen, quien faltando solo unos segundos en el cronómetro, tiro una perfecta hipérbole para sumar 3 puntos más al marcador y de esta forma llevar el partido a tiempos extras.

Duncan dio uno de los mejores partidos de su vida, anotando 30 puntos y 17 rebotes; por el contrario James, dejó mucho que desear en la primera parte del partido, sin embargo más tarde se recuperó de manera impresionante acabando con 32 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes.


El partido finalizó 103-100 con un marcador a favor de Miami, llevando las finales a un séptimo y último partido.