¿Cuántas veces nos hemos querido escapar de las personas que se encuentran a nuestro alrededor, estando en la oficina o un lugar público? Mike & Maaike, hizo esto posible gracias a su diseño, con una simple silla.

Hay veces que deseamos aislarnos por completo, en cualquier lugar cuando practicamos algunas actividades como leer o simplemente un ejemplo, es cuando estamos en la sala de espera de un consultorio, a lo que Mike Simonian socio de Mike & Maaike explica, “La privacidad en la oficina es cada vez menos frecuente,” y agregó para Co.Design. “Sentimos que la gente necesitaba un lugar para escapar y tener un momento para relajarse, concentrarse y tener algo de tiempo personal, para enviar un texto, utilizar una tableta o incluso hacer una llamada, eso creo.”

Lo que hicieron Mike & Maaike fue, fusionar la arquitectura y el diseño mobiliario en un producto que fuera constituido con una especie de techo y paredes, de tal manera que el resultado a la ecuación es Windowseat. ¿Su inspiración? Simple, una caja de cartón,  “Cuando éramos niños, Maaike y yo jugamos en el interior de cajas de cartón”, dijo Simonian. “La sensación de tener tu propio espacio personal realmente quedó atascado con nosotros. Nuestro reto era conseguir esta sensación sin que la silla se mirase demasiado cuadrada “.

Para crear el espacio dentro de la silla y dar ventilación a esta, los diseñadores abrieron en la parte de la espalda e inclinaron hacia atrás unos grados el respaldo. Las paredes y la mufla están tapizados con tela acolchada para aminorar los ruidos exteriores, mientras que las aberturas peek-a-boo son para combatir la aparición de claustrofobia. Windowseat se va a producir ahora, y estará disponible a través de “Haworth”, así que si estas interesado en ella, visita el sitio y se dueño de una de estas geniales piezas.