Todos los varones y ¿Por qué no? Las damas también, se encuentran de manteles largos, la patente de la famosa pastilla azul, pierde su efectividad y se presume su hermano genérico abarrotará el mercado en los próximos meses.

El pasado viernes expiró la licencia del medicamento de Pfizer para tratar la disfunción eréctil, a lo cual se espera que el mercado se inunde de medicamentos genéricos. El precio regular del Viagra con patente es de 10 dólares y el genérico solo costará 1 dólar aproximadamente, esto significa una caída en picada del costo al cual Pfizer vendía el producto, ¿Ridículo no? Pero… esto no será así en la Unión Americana, ya que la patente expira hasta el año 2020, mala suerte.

En remembranza, la sustancia sildenafil, era parte de un experimento farmacológico para tratar la presión alta. Pero una casualidad,  hizo que el descubrimiento trajera otras novedades auspiciosas que hizo saltar de gusto a todos los caballeros de este planeta. La hipertensión pulmonar era curada pero también los investigadores se dieron cuenta que restablecía los problemas de erección, un mal que aqueja a 50% de los hombres mayores de 40 años.

El alcohol, las drogas, la depresión, el estrés, son algunos de los factores es con los que el Viagra ha podido dar una ayuda a la humanidad y de paso hacer felices a otros ya que, un estudio de la Universidad de Boston asegura que en el 2005 unos 332 millones de hombres sufrirán disfunción eréctil y unos 37 millones que han usado Viagra para mantener relaciones sexuales, han estado satisfechos por su eficacia, según datos de Pfizer.

Su uso se ha popularizado también entre jóvenes, que en primera instancia no necesitarían el apoyo del sildenafil. Y ya existen experimentos para encontrar el Viagra para mujeres.

En 2011, el sildenafil fue el sexto medicamento en ventas a nivel mundial. Esto implicó ingresos por 2,000 millones de dólares.

Esta pérdida tal vez desemboque en un desequilibrio insospechable para el laboratorio que sin duda tendrá una reducción en sus arcas que en el pasado con distintos medicamentos le ha significado desfalques cuantitativos de dinero.