Un periódico de Brasil anuncio que 9 mexicanos seleccionados se fueron a un club nocturno después de perder contra Italia.

Aunque no revelaron la identidad de los seleccionados nacionales, de nuevo están envueltos en una polémica, ya que la última vez fueron Carlos Vela y Efraín Velarde los últimos seleccionados que se fueron de fiesta mientras que  estaban en concentración con la selección mexicana.

Los mexicanos se fueron a buscar consuelo a Rio de Janeiro, después de la penosa actuación frente a los Italianos, aunque esto no sirvió de mucho ya que Brasil les paso por encima.

Esperemos que se tomen cartas en el asunto, es una falta de respeto para el aficionado.



Realmente a los jugadores les importa dar resultados? ó solo juegan para cumplir con su contrato?