El talento lo destila por los poros. Este es el trabajo de uno de los artistas que se ha ganado su lugar y nombre a pulso.

Autodidacta, nacido en Lamezia Terme en 1989. Diego Fazio, también conocido como  DiegoKoi, desarrolló por sí mismo una habilidad que en poco tiempo dominó. Técnica impecable y de trazos precisos, DiegoKoi se perfila a ser uno de los artistas reconocidos de nuestros tiempos. El jóven Fazio decide su sobrenombre gracias a que comenzó a tocar la Carpakoi, variedad desarrollada en la antigua China que se introdujo en Japón. El carpakoi en la cultura popular japonesa es un símbolo del amor y la amistad. Una leyenda china habla de una carpa que es un pez valiente y perseverante que lograra escalar las cascadas situadas en la Puerta del Dragón, logra superar los obstáculos y los malos espíritus, entonces los dioses impresionados por tanto coraje, transformaron  en un dragón en un corto período de tiempo al pez, convirtiéndose así en un símbolo de los que aspiran a hacer grandes cosas, y que no tenía miedo de hacer frente a la adversidad. Así que Diego Fazio decidió introducir a su nombre la palabra Koi y en él encuentra el estímulo y la fuerza para continuar en este camino deteniéndose su atención en los ojos  de la gente. Su trabajo echó raíces en el Hiperrealismo. La mezcla de sus trazos compactos y la sutileza con la que los captura, da un matiz que provoca no pasar inadvertido su insospechado talento hasta hace algunos años.

DiegoKoi logra captar imágenes tan reales, que parece, saltar del lienzo donde el lápiz carbón predominan. Los claroscuros que plasma, cautivan los ojos de quien admira la belleza de sus obras, trasladándonos a la perspectiva de quien en el lienzo, nos cuenta su historia.

Diego Fazio se ha hecho acreedor a muchos premios y bien merecidos se los tiene, puesto que la perseverancia y el talento nato de este fabuloso artista, es un claro ejemplo de que no necesitas ir a donde implique aprender un conocimiento fijo y que defina por ti el cómo se hacen las cosas, porque, si quieres, puedes.

¿Quieres saber más de DiegoKoi? Visita su sitio, “www.diegokoi.it”.