Desarrollaron un bastón inteligente para personas con discapacidad visual, estudiantes de la carrera de mecatrónica de la Universidad Tecnológica Metropolitana de Mérida en Yucatán.

Uno de los participantes en este gran proyecto es Yuzmarg Rolando Basto Pedré,  y explicó que el bastón está compuesto por un sensor de vibración, capaz de detectar obstáculos situados a dos metros y otro sensor de ausencia de luz.

El bastón identifica algún objeto u obstáculo que se encuentre en el camino y alerta con la vibración para que la persona pueda evitarlo.

El sensor que detecta la ausencia de luz es como una especie de alarma que se ilumina.




De esta manera, si la persona transita por una calle de noche, los que están a su alrededor podrán visualizarlos.

A nivel nacional, la segunda discapacidad más frecuente es la visual, el único inconveniente es que no todas las personas que padecen esta enfermedad tienen acceso a portar este bastón inteligente debido a su alto costo.

Este dispositivo tiene la característica adicional de ser autorrecargable mientras es rodado por el usuario y avisa con una alarma sonora cuando la carga está a punto de agotarse.

Otra función es que mide aproximadamente un metro y medio aunque la altura del bastón puede aumentar o disminuir según la estatura de la persona.

Este bastón ha sido probado en el campus de la casa de estudios por un grupo de invidentes, quienes quedaron muy satisfechas con su funcionamiento.

Este tipo de dispositivos brinda mayor seguridad e independencia a las personas invidentes y capacidad para realizar la mayor parte de sus actividades diarias.