Tendrían que migrar al CFDI 5 millones de contribuyentes en 2014. Al menos cinco millones de contribuyentes registrados como personas físicas y morales con ingresos por encima de 250 mil pesos, tendrían que emigrar a partir del 1° de Enero de 2014,  a la modalidad de Comprobante Fiscal Digital por Internet (CFDI) para emitir facturas con validez fiscal informó la empresa mexicana wFactura.

Y es que las últimas disposiciones del Servicio de Administración Tributaria (SAT) publicadas el pasado 31 de mayo en el Diario Oficial de la Nación (DOF), implican que los contribuyentes que tengan ingresos por 20 mil 833 pesos al mes, es decir 250 mil pesos anuales, tienen que adoptar la modalidad CFDI en 2014 obligatoriamente. En un análisis de esta firma mexicana, estas recientes modificaciones a la miscelánea fiscal tienen implicación para alrededor de cinco millones de contribuyentes que se encuentran bajo es rango de ingresos. Esto contribuiría al incremento del nivel de recaudación para el erario, destacó Omar Gutiérrez, director general de wFactura.

Recordó que a partir del 2011 únicamente fueron obligados al esquema de CFDI los contribuyentes que superaban los cuatro millones de pesos anuales, “sin embargo, esta nueva disposición del SAT que reduce el margen a 250 mil pesos anuales, afecta a profesionistas asalariados y empresas que en la actualidad facturan en los esquemas de Código de Barras Bidimensional (CBB) y  Comprobante Fiscal Digital (CFD), pero que ahora se verán obligados a migrar a esta nueva tecnología CFDI”.

Al presentar su portafolio de soluciones que abarca toda la administración de facturación electrónica tanto para corporativos como personas físicas, Gutiérrez, destacó que hay 67 Proveedores Autorizados de Certificación (PAC) por parte del SAT, que son las únicas empresas que pueden expedir la certificación de facturas o “timbres” a través de un sello digital cuya autenticidad es verificada a través de un receptor y validador de facturas. “De no cumplir con este requerimiento, el SAT rechazará la factura por presunta falsificación y el contribuyente podría verse en la situación de pagar multas y sanciones por corrupción”, aseguró el ejecutivo.

En este marco destacó que wFactura cuenta con alrededor de mil 500 clientes de los cuales 85 por ciento son grandes empresas y el 15 por ciento restante son Pymes. “La migración por parte de la Pymes ha sido un poco lenta porque anteriormente sólo facturaban en CFDI los grandes contribuyentes cuyos ingresos ascendían a cuatro millones de pesos, pero ahora están siendo obligadas a migrar al nuevo esquema”, reiteró.

Por su parte Daniel Cañizares, gerente comercial de wFactura dijo sobre la oferta de software para facturación electrónica de esta firma, que se puede implementar en las empresas a través de módulos como emisor de facturas y timbrado, receptor y validador de facturas, portal web de publicación de facturas y reporteador con estadísticas, o únicamente se puede adquirir la certificación o “timbre” para la factura electrónica a partir de 20 centavos dependiendo del volumen. Resaltó que estas modalidades hacen que migrar sea un paso sencillo que no deben pasar por alto los contribuyentes que entran dentro del nuevo rango de ingresos del SAT para el CFDI.