En esta ocasión el Bayern Munich se llevó 35,9 millones de euros por haber conseguido ganar la orejona. Pero la pregunta es ¿Cómo se reparte ese dinero?


De la siguiente forma:

37,4 millones de euros para quien obtenga una temporada perfecta.

8,6 millones de euros por participar en la fase final;

3,5 millones de euros por alcanzar los octavos;

3,9 millones de euros por clasificarse para cuartos;

4,9 millones de euros por llegar a semifinales;

1 millón de euros por victoria y 0,5 millones de euros por empate en la fase de grupos;

6,5 millones de euros por ser subcampeón y 10,5 millones de euros por ser campeón.