Sin botones visibles, sin fachada de un gadget ordinario, concepto Ceramic Stereo.

Victor Johansson pretende fusionar productos físicos y digitales para lograr concretar que el diseño ordinario y la naturaleza de los accesorios electrónicos en casa u oficina interactúen, por eso es que este  proyecto intenta crear la conectividad inalámbrica y la comunicación más comprensible. Esto se hace mediante el establecimiento de acciones & funciones intangibles en acciones concretas.

Este diseñador industrial sueco, había hecho observaciones a detalle, de situaciones, que lo llevaron a este concepto, que está basado en el consumo de audio, en tanto que la evolución que se puede sentir hoy, es que los archivos de música, se suelen guardar en smartphones, que luego, amplifican el contenido a través de los altavoces.

Normalmente, el teléfono inteligente  es conectado a un amplificador a través de WiFi o Bluetooth. Por lo general, tienes controles en el aparato de todo tipo, desde el volumen de reproducción, hasta una interfaz dual con sistema complejo pero, el concepto Ceramic Stereo, solo tiene 3 posiciones marcadas de reproducción, pausa, y radio.

Estas posiciones son visibles cuando se enciende el dispositivo o en el momento en que inicie la acción. La razón detrás de marcas invisibles es reducir el desorden visual,  la interfaz es bastante simple y con el tiempo , te acostumbrarás a ella sin ver el dispositivo, al utilizarlo continuamente. La forma de este proyecto se inspiró en “key-bol”, que por lo general se utiliza para colocar las llaves cuando llegas a casa.

El concepto de Victor Johansson fluye en todo ángulo, de seguro te ha sucedido que la contaminación visual en casa de los aparatos mata totalmente la mente, porque en ocasiones es verdad que menos es más, así que Ceramic Stereo, cumple con todas las expectativas de origen.