Dos habitante de Bangkok, Tailandia fueron detenidos por la policía local por la posesión de más de 200 animales salvajes en su casa.

Los dos tailandeses involucrados en este crimen fueron acusados de comercio ilegal de animales y puede costarles hasta 4 años de cárcel. Uno de los sospechosos  ya había sido acusado por este mismo delito cuatro años antes. El otro, es propietario de una tienda de animales de compañía en el mercado de Chatuchak.

“Recibimos una queja de los vecinos por el  mal olor y tras una investigación, hemos encontrado estos animales escondidos”- dijo el coronel de la policía Tailandes Ek Ekasart.

Entre los animales salvajes se encontraron 14 leones blancos, tortugas y monos; una vez acabada la diligencia, estos, podrán ser puestos en libertad o enviados al zoológico