Debido al gran gasto que genero la construcción y remodelaciones de estadios en Brasil, mas algunas infraestructuras mas para el Mundial que se aproxima el siguiente año, Brasil subió las tarifas en sus transportes.

Esto causo gran molestia por los habitantes de Brasil, ya que ellos dicen, que no tienen que pagar por el gran gasto que acaba de tener su país.

Mas de 240 000 personas en todo Brasil, protestaron para que no suban los precios del transporte, alguna multitud intento llegar al estadio Minerao donde se llevaba acabo el juego de Tahití vs Nigeria, pero rápidamente fueron detenidos por elementos de la policía, utilizando la fuerza y gas lacrimógeno alejaron a los protestantes, no hubo heridos de gravedad, pero las cosas dentro de Brasil están que arden.