Uno de los más recientes trabajos del diseñador español, moderno y con un concepto fresco, su Sofá Float, es encantador.

Muchos minoristas en España ya tienen a la venta trabajos exitosos de Pablo Llanquín. Simplicidad que denota armonía en el diseño y crea espacios con fluidez.

El concepto que usa el diseñador es totalmente vintage por lo que capta la atención inmediatamente, además de ser muy cómodo por convertirse en una cama que puedes usar para relajarte o bien si hay alguna visita en casa.

Las tablas laterales fungen como un par de mesitas para colocar lo que gustes, desde una lámpara de pie, hasta revistas ya que cuenta con un cuerpo fuerte. En la parte baja de las mesas se encuentra una sección en la que puedes almacenar lo que más ocupes en el momento en el que te encuentras sentado o acostado en el sillón, como libros o incluso una frazada.

La manera en la que lo conviertes en cama es, tomando los cojines que son originalmente el respaldo, colocándolos sobre ambas mesas de los costados, uno tiene la función de piecera y el otro de almohada, ¿Bastante cool, no?

El producto es formidable, y concuerda con casi todos los estilos, además de ofrecer comodidad por su diseño, te da la sensación de un ambiente limpio y equilibrado.