Si tu eres de esas personas que tienen la idea de transmitir contenido por medio de una revista impresa, o publicación periódica como se conoce legalmente. Es momento que conozcas ciertos requisitos de forma y de fondo que te ayudaran como guía antes de ponerla en circulación, o si ya esta siendo distribuida para que pongas atención en lo que te esta faltando.

La pregunta que te puedes hacer es:

¿Qué aspectos legales hay que tener en cuenta en la creación de una revista impresa?

Antes de que tu revista circule o sea comercializada en los kioscos, lugares cerrados o tiendas,  debes de tomar en cuenta que el título de ésta, forma parte de una reserva de derechos.

El término legal de “reserva de derechos”, se refiere a la exclusividad que tiene una persona de usar de forma única el título de una publicación. Es reservar un nombre para ti, para que únicamente tu lo utilices y nadie mas.

Esta protección te ayuda a que no exista un título de tu revista completamente idéntico, por lo tanto, no puede haber dos títulos iguales o parecidos circulando en nuestro país, dicha similitud obedece a que sean iguales o bien, semejantes  de forma fonética, visual,  conceptual o gramaticalmente. Ya que dicho parecido podría inducir al error al público, causando una práctica desleal.

Ahora bien, a fin de saber si existe un título protegido, esto a nivel nacional, por ello los pasos son los siguientes:


1. Hacer una búsqueda, también llamada ”dictamen previo”, a fin de valorar los aspectos que podrían inducir al error con nuestra propuesta.





En caso de que no exista ningún impedimento podemos libremente realizar el trámite de Reserva de Derechos, a fin de tener protegido nuestro título, esto es, que tengamos la facultad de usarlo en cualquier publicación periódica. El número de Reserva deberá estar inserto en la página legal de nuestra publicación.

La vigencia de las reservas de título de publicaciones periódicas, en este caso revistas, es de un año, por lo que debemos año con año realizar un trámite de renovación a fin de mantener protegido nuestro título. Dicho trámite de refrendo se hace acreditando el uso de la publicación durante el año de protección. Demostrando fehacientemente que la revista esta en circulación.

Es importante para esta renovación, que el título no se modifique y que este completamente claro, es decir que el diseño o la foto no tape el titulo de la revista, o el nombre de la reserva, ya que si sucediera este caso no podrá ser renovada.

2. Aunado a lo anterior, debes de tramitar el código de barras y el ISSN a fin de colocarlo en un lugar visible de nuestra portada.

3. Posteriormente tramitar un certificado de licitud y contenido, ante la Secretaría de Gobernación, a fin de circular libremente nuestra publicación.






Se sugiere que paralelo al trámite de Reserva ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor,

4. Realices el registro de marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, que es muy similar al trámite de Reserva, ya que ambos facultan la utilización exclusiva del título, pero éste último es el trampolín para la protección a nivel internacional.






Hay que resaltar un aspecto, en dichos trámites únicamente estamos protegiendo el título de la publicación, mas no el contenido de ésta. El contenido que hagan los colaboradores es  un registro de obra, ya sean textos que son consideradas como obras literarias, fotografías o bien, diseños gráficos.

Estos trámites implican derechos de autor y propiedad intelectual, por lo que tendrás que acudir a dependencias del gobierno a tramitar lo anteriormente señalado.

Espero estos consejos puedan ser de tu utilidad.


Este post es presentado por: