Es interesante hacer un alto y analizar el estudio de la organización representante de las compañías independientes en la industria musical, sobre el crecimiento digital entre sus disqueras  ya que afirma lo que hemos venido comentando sobre esta industria.

El CEO Charles Caldas declaró “Es claro que el negocio del streaming llega a su punto”  “el intento de las compañías más grandes por tomarse las cuotas del mercado digital”,  “Cualquier servicio digital que entre al mercado, pre-diseñado para satisfacer las demandas de las compañías más grandes y sin entender la nueva dinámica del consumidor, está condenada a fracasar.”







Estos nuevos modelos, que de nuevos no tienen mucho demuestran que un tercio han aumentado dos veces más sus ingresos anuales por streaming y  por suscripción.

Para Merlín, los servicios que más dinero le generan son iTunes, Spotify, Amazon MP3, eMusic y YouTube.

Merlin, una discográfica que hace dos meses pasó a ocupar el quinto puesto de las discográficas más importantes, se ha posicionado contra la decisión deLast.fm, una red social basada en la música, de pagar derechos de autor a los artistas independientes de su red.

Acusan a Last.fm de aprovecharse de los artistas sin pagarles estos derechos hasta el momento y de no dar signos de ir a devolvérselos.

Merlin tiene el 9% de las ventas de música de Estados Unidos, ha arremetido contra Myspace Music por permitir a las 4 grandes discográficas enriquecerse a expensas de la música independiente. Lo cual era inminente, pero es grandioso ver este crecimiento de  la independencia cuando muchos auguraban un fracaso. Este modelo es el que actualmente hace que el artista genere mucho mas ganancias que el modelo 360, donde el artista comparte tanto porcentaje de todo lo que genera (Discográfico, shows, merchandising y publishing), que provoca una ganancia mínima.

El mercado del streaming para Merlin está en  12% y 20% más alto que sus ingresos generales por digital, dependiendo de la disquera y el territorio. Las ventas por descargas ha crecido y el 92% de sus miembros afirman que sus ingresos por suscripción y streaming han incrementado.

Esto denota que este modelo seguirá creciendo y dominará la industria musical.