La torre de especialidades del hospital Manuel Gea González, está protegida con una fachada Prosolve370e que absorbe cantidades considerables de smog.

El diseño y tecnología de la construcción en la fachada del edificio de la torre de especialidades del hospital Manuel Gea González, tiene una innovación que minimiza el consumo de energía, lo que sucede es que en realidad absorbe la contaminación en el aire que la rodea.

¿Cómo funciona?

La torre está protegida con una fachada de Prosolve370e. Esta baldosa es un nuevo tipo de revestimiento químico que ayuda a neutralizar las sustancias químicas que componen el smog, esta baldosa a su vez entonces descompone este, ya que se sabe que la cantidad producida de contaminantes en el aire por los 8,750 vehículos que conducen a diario por la ciudad, ya rebasa lo que esta puede soportar. El diseño del producto está hecho en Berlín por la firma adornos elegantes, cuyo co-fundador Allison Dring explica que,  con una pantalla de mosaico de 100 metros de largo se puede bien absorber cantidades serias de smog. La pintura aplicada a las placas está hecha de dióxido de titanio, es un pigmento usado para hacer productos como protectores solares y es utilizado como un catalizador en algunos usos de  la industria química.

Los cortes de luz a través del aire lleno de smog van a parar a las baldosas el dióxido de titanio que  hace el trabajo, una reacción química se produce entre las tejas y los productos químicos en el humo como óxidos de nitrógeno o NOx. son convertidos al contacto. Así ocurre una cantidad de cosas en el medio del proceso y al final, la reacción en la que el smog se divide en pequeñas cantidades de productos químicos menos tóxicos, que incluye una porción de nitrato de calcio, dióxido de carbono y agua.

Explica Dring “La direccionalidad que forman los azulejos de las baldosas en cuadrícula cuasicristalinos es lo que aumenta su capacidad de recibir y dispersar la luz ultravioleta” añade. “Las velocidades lentas y las  formas en el viento crean turbulencias, que ayudan a una mejor distribución de los contaminantes a través de las superficies activas. La omnidireccionalidad de la geometría cuasicristalinos es especialmente adecuada para tomar los contaminantes y componentes de reacción desde todas las direcciones”

La apreciación de las formas en que la edificación es decorada con las baldosas, es hermosa y elegante, Dring se refiere a ella,  “El cliente, y de hecho el público en general conocen  y viven cada día con los peligros de la contaminación, en la Ciudad de México ya que es un problema bastante visible”. Así que aunado a la practicidad del edificio e innovación en tecnología anticontaminación, nos expresa a la vista que la ecología y el exquisito diseño, van de la mano.