Tres explosiones marcan una tarde trágica en Boston

(texto, imágenes, videos extraído de múltiples fuentes digitales, con el objetivo de informar qué fue lo que pasó)

De acuerdo con la información aportada por la policía local de Boston la serie de explosiones se produjeron cuatro horas después de haber iniciado el maratón de los hombres y cuando aún había decenas de participantes trotando por distintos puntos de la ciudad. El maratón de Boston, que tiene sus orígenes desde el año 1897, es uno de los más populares y congrega cada año a cientos de participantes de distintas partes del mundo y a poco más de medio millón de visitantes.

El maratón de Boston, una de las señas de identidad de esta histórica ciudad, fue objeto de un ataque con bombas, coordinado y perfectamente planificado, según la policía, que tenía el claro propósito de sembrar la muerte y el caos de forma masiva e indiscriminada. Tres personas perdieron la vida, según un primer balance, y cerca de un centenar sufrieron heridas de diversa consideración, algunas de cuales se encontraban  en estado crítico.

El reloj de la meta del maratón de Boston marcaba 4 horas, 9 minutos y 43 segundos cuando estalló el primer artefacto entre las filas del público que seguía la carrera. Hacía ya hora y media que habían entrado los mejores atletas y se acercaban en ese momento al final de su odisea los más modestos aficionados. Algunos de ellos cayeron al suelo por efecto del estallido, otros siguieron corriendo espantados entre los gritos y los llantos de los presentes. El público saltó alocadamente las vallas de protección buscando refugio sin rumbo.

Apenas 10 segundos después hizo explosión una segunda bomba en un lugar próximo, en los alrededores del hotel Fairmont Copley Plaza, donde estaba la base de la organización del maratón, provocando escenas similares. Al tratarse de un acontecimiento de esa magnitud y seguimiento, la policía y las ambulancias, que se encontraban movilizados en la zona, estuvieron inmediatamente en condiciones de trasladar a los heridos al hospital y desalojar el lugar, lo que, probablemente, salvó algunas vidas. Varios medios de comunicación informaron que una tercera bomba fue localizada por los especialistas antes de que llegase a hacer explosión y fue detonada de forma controlada.

En medio de una investigación contra reloj, autoridades federales confirmaban a la agencia AP que otros dos dispositivos explosivos habían sido encontrados y desactivados. Nadie sin embargo se atrevía a adelantar o confirmar los detalles de una investigación en curso que ha irrumpido en el corazón de Boston para movilizar a cientos de agentes federales que han iniciado un peinado de la zona en busca de pistas que permitan establecer el origen, las causas y los posibles responsables.

Según confirmó la policía de Boston, un tercer artefacto había explotado en la librería John F. Kennedy. Sus investigadores no pudieron confirmar si, acaso, esta explosión estaba relacionada con la que tomó por sorpresa a decenas de personas que se encontraban en la recta final del maratón a media tarde.

Según la reconstrucción de hechos, las explosiones sorprendieron a la multitud que se encontraba en los márgenes de la línea de meta. En medio de una intensa humareda, los equipos de rescate que llegaron primero se vieron obligados a realizar curaciones y labores de auxilio antes de evacuar a decenas de espectadores que se vieron afectados por las explosiones.


UN TERCER ESTALLIDO

El comisionado de la policía local, Ed Davis, dijo que se cree que el tercer estallido puede estar relacionado con los dos ocurridos momentos antes a unos metros de la línea de meta del Maratón de Boston, y que dejaron como saldo al menos dos personas muertas y casi un centenar de heridos.


OBAMA REACCIONA

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue informado de las dos explosiones ocurridas hoy durante el maratón en Boston (Massachusetts) que han dejado al menos dos muertos y numerosos heridos, y ordenó apoyar las tareas de investigación y respuesta, informó una fuente de la Casa Blanca. Por su parte, el vicepresidente Joe Biden, que había convocado una conferencia telefónica para hablar de los debates. El presidente Barack Obama se dirigió al país unas horas después del suceso para prometer que, pese a que no se conocía aún a los responsables de este nuevo ataque terrorista contra Estados Unidos, “las personas o grupos culpables responderán ante la justicia”. “Vamos a llegar hasta el fondo de este episodio”, aseguró.

GOOGLE SE SUBE A LA AYUDA

El buscador Google se suma a la búsqueda de personas luego de las explosiones de esta tarde en la zona de la línea de meta de la maratón de Boston.  A través de una página especial,  Google ha puesto a disposición de ciudadanos y autoridades su plataforma de búsquedas en las que incluye dos formas de utilizar el servicio, la primera de ellas para buscar a una persona en específico colocando su nombre en el buscador.  La segunda de ellas es para quienes poseen información sobre una persona, en la plataforma se pide ingresar el nombre y apellido de la persona de quien se tiene el dato.


QUÉ FUE LO QUE PASÓ