Porque el lujo y la comodidad también existen en los espacios pequeños.

En Nueva York como en muchos lugares que tienen grandes urbes, que poco a poco se han comido el espacio para vivir, se sabe que es casi imposible conseguir un lugar decente para habitar, con una muy buena dimensión  y pues claro es que, a más grande el espacio, más grande la cantidad del desembolso de dinero.

Specht Harpman Architects han transformado un espacio en Manhatan tan reducido e incomodo, en todo un oasis en la parte superior de un edificio de seis pisos. La forma en la que lo hicieron es formidable, ellos le llaman  “living platforms,” con ellas han logrado corregir y sustentar un estilo de vida distinto para los habitantes del departamento que está construido en desniveles y Specht Harpman Architects se encargaron de restaurarlo y transformarlo un espacio abierto y luminoso donde el gusto por estar en él, fuese genuino y tan solo trabajando en un total de 24 pies de altura en forma vertical, por lo que de está forma pudieron construir las bellas  plataformas del apartamento.

Hablemos de cómo está constituido.

En la planta baja se encuentra la cocina que tiene una barra para comer allí, el recibidor y el baño, este último es muy compacto. Se encuentra situado debajo de la escalera en la planta baja, los gabinetes que son formidables, están  escondidos en la estructura o cuerpo de la escalera que sube a la recamara que se encuentra en el siguiente piso. La escalera para subir hasta allí está compuesta de diversos módulos con puertas que se reparten por ella de una forma bastante inteligente y mantiene el contenido que guardan dentro, de una  forma fresca y luminosa para así evitar humedad.

La recamara es hermosa llena de luz y con una parte de la cama flotante que hace a su vez de decoración en la parte superior del recibidor. De un costado de la cama se vislumbra la segunda escalera que sube al jardín y ahí tampoco se desperdicia el espacio, ya que se usa como en la parte baja para ser un lugar de almacenaje.

Por todo el apartamento es evidente que los creadores estaban preocupados por mantener el espacio libre de saturación para evitar la falta de luz y crear una dimensión que parece más grande de lo que es.