Ayer estuvimos en el Santiago Bernabéu para ver el funcionamiento del Real Madrid antes de la semifinal de Champions ante el Borussia.







El partido ante el Betis del que mucho se hablaba de la Cristiano dependencia, dejo ver a un Ozil en gran nivel, proponiendo y anotando dos de los tres goles que anotó el equipo merengue en el triunfo ante el Betis.

Nos pudimos dar cuenta de las críticas al portero Iker Casillas por parte de los aficionados ultras que gritaban consignas al capitán mencionando que se marchara.

El grupo de animación extremista “Ultras Sur” acusó a Casillas durante el partido de ser el encargado de pasarle información a la prensa y a lo largo del encuentro le gritaron: “Ole le, Ola la, Casillas es el topo, Casillas vete ya”. Ante los gritos, el resto del estadio lo reprobó y trato de mitigar los gritos de los ultras.

Después del partido estuvimos en el bar de los Ultras y nos dimos cuenta de el descontento, entorno a la polémica de Casillas, ya que son partidarios del director técnico merengue.

Por otro lado el corresponsal de este sitio, que estuvo el mismo día en Barcelona comentó que no se vió un equipo azulgrana con su propuesta de siempre, además de que se jugó con reservas apoyados por Iniesta, Abidal y Villa, este último que falló un penal.

Fabregas anoto el único gol, con el que, el Barca se llevó la victoria quedando a tres puntos de ganar la liga, si es que el Madrid pierde el clásico ante el Atleti, partido que también presenciaré en vivo, para constatar lo que será la final de la copa del Rey.

El día de hoy ya ambos equipos entrenaron para preparar las semifinales de champiñones, y por su parte a Messi ya se le vio tocando el balón de las estrellas, el balón de la champions en el entrenamiento.

 Ambos equipos se reportan listos, ya estamos esperando con ansia esas semifinales que como siempre nos entregarán el mejor futbol del mundo.