El Barcelona esta interesado en contar con un nuevo estadio, la intención es basarse en San Mamés Barria, el futuro campo del Athletic, lo anterior confirmado por  Sandro Rosell.

El futuro campo del Barça se decidirá en un referendum cuando el club haya reducida su actual deuda, de unos 334 millones de euros netos, a 200. Entonces, los socios deberán elegir entre un nuevo estadio o una profunda renovación del Camp Nou.

El fundamento es que el recinto debe ser mucho más funcional y rentable que el actual Camp Nou.

Entre una ambiciosa operación de 600 millones de euros u otra, más conservadora, cifrada en 300 millones.

Rosell, sostiene que el Barça podrá aumentar considerablemente sus ingresos con la construcción de lujosos y modernos palcos y zonas VIP. También con la creación de nuevos espacios de restauración y amplias salas de negocios que se ofrecerán a los principales patrocinadores del club y a las grandes empresas y multinacionales situadas en Barcelona.

Aqui una visualización del estadio de San Mames, del cual se pretenden inspirar.



Hace unos meses, la cúpula del Barça sondeó la posibilidad de levantar un nuevo estadio en unos terrenos de la zona universitaria de la Diagonal. Esta opción, sin embargo, no parece contar con un gran consenso y la directiva prefiere construir un futuro Camp Nou en las actuales instalaciones. El gran problema radica en la falta de espacio.


Este ambicioso proyecto comportaría una reordenación del ‘Espai Barça’. El club construiría una nueva zona comercial y un nuevo pabellón multiusos, probablemente en los actuales terrenos del Mini Estadi, cuyo coste sería de unos 100 millones de euros, según fuentes de la entidad. Esta instalación, como el nuevo Camp Nou, podrían tener un nombre comercial para facilitar su financiación.

Es un gran proyecto, que ayuda a la comodidad y mejor visualización del deporte mas hermoso del mundo.