Este año será extraordinario por la oferta de dispositivos que cumplirán con la demanda de mostrar imágenes realistas

El ojo humano es un logro verdaderamente notable de la evolución biológica. La mayoría de otros animales no son capaces de detectar el color. Sin embargo, las células foto receptoras del ojo humano tienen múltiples pigmentos que permiten ver 10 millones de colores distintos y experimentar gran placer al ver escenas con colores profundos e intensos. No es una sorpresa que la calidad de imagen, actualmente, es un factor determinante en la intención de compra de dispositivos como televisores, smartphones, monitores de computadoras y tabletas, en pocas palabras, los usuarios buscan imágenes que permitan disfrutar. Lo que hace que 2013 sea un año tan interesante es que por fin veremos productos que lleguen al mercado que cumplirán con los más altos requerimientos que puedan apreciar nuestros ojos. LG Electronics está a la vanguardia de este esfuerzo para perfeccionar la calidad de imagen.

 Orígenes: La Búsqueda de calidad de imágenes.

En los últimos 130 años, los inventores, ingenieros y aficionados a la tecnología han estado en  la búsqueda de técnicas para mejorar la calidad de productos con imágenes en movimiento.  Cuando los primeros televisores en blanco y negro se pusieron en el mercado el siguiente paso en la evolución de la tecnología era obvio. El ojo humano puede ver aproximadamente 10 millones de colores, un hecho que los primeros televisores no podían explotar. Los ingenieros se pusieron a trabajar para dar color al público masivo. El primer obstáculo era ancho de banda. El segundo fue la falta de contenido que se transmitía en color. Los televisores a color estuvieron disponibles en 1953, pero no fue hasta 1972 que superaron las ventas de televisores en blanco y negro.

En la década de 1980, aparecieron las computadoras y los fabricantes de éstas, fueron  quienes se beneficiaron de casi 100 años de esfuerzo por mejorar la calidad de imagen. Los monitores de PC tomaron las ventajas de la TV aunque pronto hicieron refinamientos para optimizarlos para videojuegos, así como de manejo de gráficos y manipulación de fotos. Los celulares y smartphones son otros beneficiarios principales de la historia. El mundo móvil adoptó la tecnología de pantalla táctil siendo pioneros en el desarrollo de nuevas áreas como pantallas de Diodos Orgánicos Emisores de Luz (OLED).

Pero la evolución de la tecnología no es siempre un camino exclusivo. Diferentes empresas desarrollaron diferentes soluciones en la búsqueda constante para proporcionar una mejor calidad de imagen. Para la fabricación de pantallas existen tres diferentes tecnologías Twisted Nematic (TN), Vertical Alignment (VA) y In Plane-Switching (IPS). Las pantallas TN tienen tiempos de respuesta muy rápidos, lo que significa que los espectadores probablemente no pueden notar discrepancias conforme los movimientos de alta velocidad se reproducen. Sin embargo, estas pantallas generalmente sufren de un ángulo de visión estrecho. Las pantallas VA ayudan a superar el problema de ángulo de visión de las pantallas TN, y también pueden crear negros más profundos. Sin embargo, las pantallas VA también tienden a costar más, siendo que la mayoría de nivel de pantallas de  entrada se basan en tecnología TN para mantener su rentabilidad.

Las pantallas IPS ofrecen un ángulo de visión extremadamente amplio. También eliminan las imágenes borrosas generadas por el movimiento rápido, y quizás lo más importante, los paneles IPS han dado grandes pasos en la representación de colores más reales que los monitores TN y VA. LG es uno de los pioneros en el desarrollo de pantallas IPS de última generación. Los jugadores de video y los aficionados al cine han sido especialmente entusiastas de los monitores IPS de LG por su capacidad de producir imágenes sorprendentes con fidelidad de colores y sin distorsiones sin importar que el espectador se encuentre de pie, sentado o acostado en ángulos extraños hacia la pantalla. Los monitores permiten un ángulo de visión de hasta 178 grados.

La tecnología 3D

El mercado de la televisión 3D es otra área en la que la tecnología ha tomado diversos caminos aunque existe un esfuerzo global para proporcionar imágenes en movimiento que representan mejor la realidad, y esto ya se ha convertido en una realidad; de acuerdo con la firma de consultoría DisplaySearch, 2010 pasó a la historia con un record de aparición de productos 3D y predice que para 2018, 64 millones de televisores estarán equipados con 3D en los hogares de todo el mundo. En términos de tecnología, hay dos técnicas utilizadas para ver imágenes en 3D. La técnica de obturación activa que secuencialmente bloquea las imágenes para cada ojo, y aunque son eficaces los lentes requieren baterías y son más costosos.

Mientras que la tecnología de Film Patterned Retarder (FPR) o pasiva proporciona imágenes más brillantes en 3D, elimina el parpadeo y los lentes son ligeros y no utilizan baterías. Lo que le ha dado reconocimientos y establecerse como un estándar de la industria.

Smartphones

Los actuales smartphones tienen una serie de características para medir la calidad de su visualización, por ejemplo: la resolución de la pantalla, el brillo, la reflexión de la pantalla, ángulos de visión, profundidad de color, niveles de negro y la gama de colores. Esto puede ser desconcertante para los consumidores y hay una gran cantidad de teléfonos inteligentes en el mercado hoy que cuentan con impresionantes pantallas. Pero un factor que suele pasarse por alto es la velocidad smartphone. A primera vista, la relación entre la velocidad de procesamiento y la calidad de la imagen puede parecer un poco lejana. Sin embargo, el procesador del teléfono es el responsable de mantener la acción en la pantalla. El reciente Optimus G Pro, es un buen ejemplo de un teléfono con una pantalla magnífica apoyado por la velocidad sin precedentes. Con un chip SnapdragonTMS4 Pro 1.5 GHz Quad-core la imagen se visualiza de manera rápida.

OLED

Uno de los temas más populares actualmente es OLED. El acrónimo deriva del término tecnológico “diodo orgánico emisor de luz”, y existe una buena razón para este interés porque OLED ofrece beneficios en términos de una excelente calidad de imagen. En cuestión de diseño estas televisiones son mucho más delgadas que los televisores convencionales LED porque hay menos filtros (esto también comenzará a reducir los costos de producción en el futuro) pero su característica más importante es que el panel de visualización no requiere retroiluminación, cada pixel emite colores rojo, azul y verde y el contraste es infinito. Por esta razón OLED está generando mucho ruido en el mercado.

Basado en los beneficios de OLED, DisplaySearch crecerá de 500 unidades en 2012, 50 mil unidades en 2013 a 9 millones de unidades en 2016. Sin embargo, no todos los televisores OLED son iguales, en particular cuando se trata de la cantidad de precisión que se puede lograr en la visualización de colores. Cuando se trata de formar un color, los televisores OLED combinan los tres colores (rojo, verde y azul) en un proceso mediante el cual la intensidad de cada color se puede ajustar. Sin embargo, los fabricantes de OLED inicialmente tuvieron problemas en el perfeccionamiento de los colores. LG superó este obstáculo mediante la integración de un píxel de color blanco y se añade un refinador de color para optimizar la salida de color. Los resultados fueron que la pantalla OLED EA8800 de 55 pulgadas recibió el mejor premio “Best Innovation” en el CES 2013. Un año antes, la pantalla OLED EM9700 de 55 pulgadas recibió en el CES 2012 el “Best of Show” de CNET. El mensaje reiterado por los numerosos premios, es que LG constituye un avance revolucionario en la larga búsqueda para lograr una calidad de imagen verdaderamente realista.

Ultra HD

Pero OLED no es la única opción para los pioneros y entusiastas de la tecnología. Hay otra tendencia impresionante: Ultra HD. Mientras que las pantallas OLED en la actualidad alcanzan un máximo de 55 pulgadas (aunque eso va a cambiar pronto), las pantallas Ultra HD de 84 y 85 pulgadas ya están en el mercado. Estos televisores cuentan con cuatro veces la resolución de las pantallas HD convencionales. También pueden reproducir los colores que no pueden ser vistos en otros televisores HD.  Sin embargo, como con los televisores HD en la década de 1990, existe un problema con los emergentes televisores Ultra HD: la falta de contenido de ultra alta definición. Aunque se va a resolver pronto porque las compañías como LG están ofreciendo escaladores de resolución muy sofisticados para convertir el contenido de 1K a 4K.

LG es pionero en cuanto a calidad de imagen inteligente, un ejemplo de ello es que fue la primera compañía en presentar tecnología 3D sin lentes en un smartphone. Ahora el Optimus G empieza a llamar la atención por la combinación de una pantalla espectacular y un poderoso hardware. De acuerdo a Consumer Reports examinó los smartphones disponibles con AT & T y Sprint y lo clasificó el Optimus G como la mejor opción.

Monitores

Otra innovación que está llamando la atención este año es la impresionante tecnología de monitores Touch 10 LED. El cual no sólo tiene la tecnología líder de la industria IPS para ofrecer mayor amplitud de ángulo de visión y visualización superior de colores, sino que también permite a los usuarios manipular el contenido de la pantalla con los diez dedos en lugar de sólo uno o dos. El Touch 10 está optimizado para Windows 8, viene con resolución Full HD y representa una solución ideal para múltiples necesidades de hogares y oficinas. Igualmente notable es el último monitor LG de 29 pulgadas UltraWide con una relación de aspecto de 21:9, similar a las salas de cine. El UltraWide ha recibido reconocimientos por la gran cantidad de beneficios para los aficionados al cine y profesionales gráficos.