El día de ayer martes 16 de abril, tuve la fortuna de ser invitado al encuentro #HistoriasQueCuentan, fue el segundo encuentro temático dedicado a la música, especificamente a la prensa musical.

El teatro Calderón en Madrid fue el recinto que nos acogió para platicar un poco de prensa y de anécdotas en la industria musical española.

Grandes periodistas españoles se dieron cita al evento como:

Diego Manrique  Especializado en crítica musical desde 1975, ha trabajado en prensa escrita, televisión y sobre todo en radio. Está considerado como una de las máximas autoridades en materia de música actual en España y es además un gran coleccionista de música teniendo una de las colecciones de música más importantes del país.

Comenzó estudios de Derecho, que sin embargo nunca terminó, pero así como yo decidió hacer esa buena combinación, música y derecho. Se inició como periodista en el semanario Triunfo. Manrique se puso en contacto con la revista para criticar la pobreza de los artículos que publicaba sobre Música Rock. Desde la publicación le sugirieron que enviara él algo mejor.


Beatriz Pécker Pérez de Lama  periodista española hija del también periodista Jose Luís Pecker, su carrera ha estado estrechamente vinculada a los medios de comunicación públicos en España, tanto radio como televisión. Su madre fue Matilde Pérez de Lama.

Ingresa en Radiotelevisión Española en 1977. Sus primeros pasos los da en RNE, tanto Radio 1 como Radio 3, donde conduce diferentes espacios musicales y culturales: Caravana de amigosLa BarracaEstudio 15-17La música del texto (1982), La tarde de todos (1985), Clásicos PopularesAl díaDon DomingoLa tarde en directo (1993), Clave de solLos dioses de la aventuraFiebre del sábado (1994-2006) o La plaza (2006-2007).


Juan Claudio Cifuentes de Benito Parisino apodado  Cifu, es un crítico musical y profesional de la radio y televisión en España especializado en jazz. Ha sido galardonado con el premio ondas por su “labor de difusión y divulgación del jazz”

Ha traducido y adaptado al español (añadiendo numerosas referencias e informaciones sobre el jazz en España) el libro Los Grandes Creadores del Jazz, de los críticos franceses G. Arnauld y J. Chesnel (Ed. del Prado, 1993). También ha sido autor de los textos y responsable de la dirección musical, para la misma editorial, de la colección de setenta fascículos y discos compactos que, bajo el nombre de El Gran Jazz, se vendió semanalmente en quioscos de prensa entre 1995 y 1996. Posteriormente la colección se publicó en varios países iberoamericanos (Argentina, México, Brasil, Chile, entre otros), además de Polonia e Italia.

Durante la temporada 2000-2001 fue nombrado, representando a nuestro país, miembro del Comité Asesor (Advisory Board Member) de la Orquesta Joven de Jazz Europea (European Jazz Youth Orchestra), una organización con sede en Dinamarca, cuyo presidente es el veterano músico de jazz danés, el contrabajista Eric Moseholm, y que, con ayuda económica de la C.E. desde Bruselas, pone en pie cada verano, para una gira europea de cerca de tres semanas, una big band (cuyos componentes se renuevan anualmente) de dieciocho a veinte jóvenes jazzmen –que no suelen pasar de los 25 años de edad– procedentes de prácticamente todos los países de nuestro continente, incluido España.


Oriol LLopis, un superviviente del Underground barcelonés en sus épocas jovenes en brazos de Dalí. Personaje de gran trascendencia en la movida musical española, con gran carisma y enorme conocimiento musical.

Grandes comunicadores de la industria musical española, que hablaron sobre entrevistas e historias en particular a lo largo de todos estos años como reporteros especializados en música.

Durante la noche se tocaron varios temas, entre los cuales no podría faltar internet, que en momentos se notaban renuentes a estos cambios pero de cierto modo acertivos a lo que nos esta  favoreciendo lo digital, pero no dejaban de castigar a todo aquel que se dice comunicador y escribe en la web.

Mencionaban que ya cualquiera puede criticar y escribir sobre música, lo cual lo ven poco agradable. Par mi punto de vista es bueno que existran diferentes tipos de opiniones, desde las especializadas hasta las amateurs, eso le da un gran sabor cultural a una cierta industria en particular.







Eso es lo que provoca la apertura musical, lo que me parece excelente.

Fue un gran evento pasado pos música en vivo y cocktails cortesía de Havana 7.