En partido correspondiente a la trigésimo tercera jornada de la Liga BBVA ante unos 53.000 espectadores en el estadio Vicente Calderón ante un frío que se dejo caer en Madrid, el Real Madrid y el Atético de Madrid se enfrentaban en un nuevo Derby.

Todos pensábamos que iba a ser un partido disputado con mucha energía y garra, pero fue todo lo contrario, la pasividad fue la que marco todo el encuentro, donde el equipo blanco salió con suplentes y en el arco Diego López, que en realidad se pensaba que Casillas pudiera estar en el arco, pero volvimos a ver el problema marcado con Mou. Por otra parte estuvieron  Essien (Varane, m. 70), Albiol, Carvalho, Nacho Fernández; Pepe, Khedira; Di María (Modric, m. 76), Kaká (Xabi Alonso, m. 67), Morata; y Benzema.

En los primeros minutos del clásico de Madrid Godín centró un balón al área para que Falcao sólo lo tuviera que empujar. El equipo rojo y blanco del Cholo Simeone que jugó con Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Raúl García (Adrián, m.70), Gabi, Mario Suárez (Cristian Rodríguez, m.73), Koke; Diego Costa y Falcao, no aporto nada en el campo y como dijera un aficionado que estaba a mi costado, eran unos figurines de futbolista, únicamente parados como soldados.

Lo más interesante fue el mosaico que armaron los aficionados al inicio del encuentro, celebrando sus 110 años.




http://youtu.be/iMhTTU4ZTt8


Si bien siempre es una buena experiencia estar en un clásico del futbol español, para mi que estuve en el estadio, lo único vibrante fueron los aficionados ya que el toque y el buen futbol se quedo en Alemania con lo demostrado por el Bayern y el Borussia.

Dos acciones del argentino Ángel Di María prolongaron la frustración del Atlético de Madrid en los derbys frente al Real Madrid, años donde los colchoneros no logran vencer el miedo y la superioridad merengue, Con el primer gol donde Di María contribuyó y fue el único jugador del partido que participó, solo  le bastó un chispazo en la segunda parte para firmar la enésima decepción rojiblanca en sus duelos ante el eterno rival y  de esa forma asegurar la segunda posición en la Liga.

Ahora veremos que sucede en la semana con los partidos de vuelta de las semifinales de Champions.