Tiger woods vuelve a la cima al ganar este lunes el torneo de Bay Hill, logrando así recuperar el ansiado liderato.

Woods empató un récord del circuito PGA al ganar el certamen por octava ocasión, y esta tuvo un significado especial, pues le devolvió a la cima por primera vez desde la última semana de octubre del 2010, el mayor tramo en su carrera fuera de la punta.

En Bay Hill, Woods no permitió que nadie se le acercase a más de dos golpes en la ronda final, que fue suspendida el domingo a causa de una fuerte tormenta. Woods cerró con un conservador bogey la última ronda, para un 70, dos bajo par, que le dejó encima de Justin Rose por dos.

Con su octavo título en la cancha del Bay Hill, Woods, de 37 años, desplazó así al norirlandés Rory McIlroy del número uno del escalafón mundial.

Es resultado de mucho trabajo, paciencia y volver a ganar torneos, comentó Tiger.

Después del torneo de campeonato que me toco vivir en vivo y a todo color como corresponsal de este sitio web, pude observar en Doral Florida la mentalidad y motivación del gran Tiger, este excelente deportista Nike, que poco a poco viene repuntando y ganando confianza en si mismo, por ello ha regresado a ser el número 1.