Siempre nos preguntamos cómo proteger nuestras ideas y que en el momento que las platiquemos en una junta o en una simple plática de café no seamos víctimas de un robo, es decir que se volteen y las hagan por si mismos.

Si bien es cierto la Ley Federal del Derecho de Autor menciona claramente que las ideas en si mismas no son objeto de protección, pero hay acciones que podemos realizar para lograr una cierta protección.

Les recomiendo realizar los siguientes pasos:

  1. Generar un documento que explique completamente la idea. El documento puede ser una simple hoja escrita a mano o generada a través de Word o una computadora.
  2. Dicho documento se mete en un sobre y te lo reenvías por correo a tu misma dirección. Si existen diseños, canciones, código fuente y demás obras que formen parte de la idea también mételos al sobre.
  3. Realizar un registro de lo anterior (Como obra literaria, dibujo, canción etc.) en INDAUTOR (Instituto Nacional del Derecho de Autor)
  4. Reservar el nombre en INDAUTOR (Instituto Nacional del Derecho de Autor)
  5. Registrar la marca en el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) Aquí habrá que atender a la clasificación internacional de clases para saber en que productos o servicios se encuadra el nombre o marca de tu idea.

Por otro lado en el tema digital Google disponible para dispositivos con Android ha desarrollado una aplicación que te permite ir anotando ideas, recordatorios, listas, etc. Llamada KEEP información que puedes mantener sincronizada en cualquiera de tus dispositivos.

Google Keep puedes realizar notas de texto, notas con imágenes, con audio, o bien, listas y organizarlas por colores.

Puedes descargarlo aquí: [LINK]

Con esta herramienta digital puedes mantener tus ideas a salvo para seguirlas desarrollando y una vez que esa idea este terminada procedes a protegerla como te lo mencione. Siempre es recomendable asesorarse de un abogado, pero son los puntos básicos para contar con cierta protección a tus ideas.