Hong Kong y su problema con los microapartamentos ilegales por su naturaleza.

Hace algunas semanas, hablé sobre un proyecto de microapartamentos en N.Y. que no requerían prescindir de ninguna comodidad, por ser estos a pesar de sus pequeñas dimensiones, un lugar placentero para vivir en condiciones óptimas. Hoy quiero hablarles de la forma tan precaria, en la que viven algunos de los residentes de Hong Kong, es esta linda ciudad abarrotada de seres humanos, que no les queda de otra más que vivir en la inmundicia, por falta de criterio de personas que merecen un castigo ejemplar. En Nueva York, un apartamento consta alrededor de 300 metros cuadrados. En Hong Kong las cantidades exorbitantes del alquiler, se asemejan a vivir en México en un lugar sino decoroso, sí cómodo, así que muchos de los residentes de bajos recursos en esta urbe, se ven obligados a vivir en departamentos miserablemente pequeños.

Hagamos cuentas, un pie cuadrado en Hong Kong de bienes raíces, es aproximadamente de $1,300 dólares, esto es lo que en nuestro país equivaldría en tamaño, a vivir en un pequeño cubículo de oficina u closet de nuestro hogar. Un grupo de derechos humanos chino llamado la Sociedad para la Organización Comunitaria, hicieron unas imágenes de algunos de estos microapartamentos, para que nos demos una idea de las horribles condiciones de vivienda, infrahumanas que llevan a algunas personas hasta los extremos de la tolerancia y su misión es, promover la igualdad entre los ciudadanos. “La gente de base están luchando día a día para mantener la cabeza fuera del agua”, explica Soco. “De pie en la línea de batalla los inquilinos están enjaulados, son arrendatarios que viven en condiciones deplorables de todas las edades, si no fuera así dormirían en la calle, madres sin permiso de algún modo se las arreglan para poder de vivir en Hong Kong, incluye a las familias formadas por inmigrantes y habitantes de los barcos.”

Se estima que más de 100,000 personas, viven de esta forma, y Soco para llamar la atención de la gente que es ajena a esto o simplemente, hagan conciencia de las atrocidades en que viven estos seres humanos, hizo un gran esfuerzo en retratar el día a día de decenas de familias y lo logró, encargando a un fotógrafo el visitar a estas familias que viven en los microapartamentos no autorizados, con la esperanza que la tasa de personas que se encuentran habitando los microapartamentos, baje considerablemente. “En los últimos años, hay un gran número de habitaciones divididas en construcción en edificios industriales”, explica el grupo “Como es ilegal vivir allí, los residentes que viven en los edificios industriales  no se toman en cuenta y por lo tanto, el conteo de habitantes al entregar cuentas de estos al gobierno se subestima”. 

Algunas personas recuerdan, las fotos recordar Kowloon City , el megabloque de 15 pisos que fue demolida por las autoridades de la ciudad en 1993. Pero a diferencia de Kowloon, que era una especie de zona autónoma, estas condiciones están en todas partes a través de Hong Kong. Ahora nos queda esperar y adherirnos a la lucha de Soco por un plan de vivienda digna para estas personas que sin duda alguna por el hecho de ser seres vivientes, merecen ser tratados con dignidad y respeto.