Después de platicar sobre la mente del deportista y los conceptos que debe aplicar para la cohesión de su mente en el ritmo de la actividad física. Por ello analizaremos el primer concepto que es La motivación, que es el elemento que mueve a las personas a realizar cualquier tipo de actividad, con el fin de conseguir un objetivo y se relaciona con procesos que proporcionan energía y dirección a la conducta.

Aunque se pueda considerar como algo complicado, es de vital importancia conseguir el estado de motivación, ya que nos impulsa a realizar las cosas con una gran energía, y así pasa con el deporte. Es necesario que el deportista este motivado día con día para lograr un resultado óptimo en su actividad física.

El objetivo de la motivación es entender la relación de la emoción como fuente de energía ya que ésta es la que proporciona intensidad y dirección a nuestra actividad, por ello es importante saber que Las tres fuentes de la motivación interna son las necesidades fisiológicas y psicológicas, la cognición y la emoción.

Hablando de un modelo cognitivo, estando consciente de estas tres fuentes que originan ese gran estado de ánimo, el deportista conocerá completamente su cuerpo y su mente lo que desarrollará una habilidad para comprender estados fisiológicos y mentales, logrando identificar algún problema para resolverlo de inmediato.

Y una vez que nos sabemos escuchar debemos preguntarnos ¿Qué es lo que más nos gusta del deporte ? ¿Qué es lo que siento al entrenar? ¿ Cuáles son mis objetivos a corto, mediano y largo plazo? con el fin de alcanzarlos.