El día de ayer vimos la reacción del jugador mexicano Maza Rodriguez, la cual calificaron los medios como falta de educación o impotencia.

Si bien es cierto que todos podemos cometer errores y el calor del juego hace que reacciones de diferente forma, pero ello o es ninguna excusa para reaccionar. Los jugadores aceptaron la frustración y el sentimiento amargo al tener a su propia afición en su contra, tanto que Andrés Guardado declaro no sentirse conforme y estar en desacuerdo con lo que ocurrió con su compañero el Maza.

Que pasará con las leyes internas? El articulo 74 del reglamento de la selección menciona que cualquier indisciplina puede generar diferentes sanciones y en este caso aplica, tanto que hasta podrían inhabilitarlo.

Si se respetan las reglas del Chepo señalando el castigo que aplicara a Jesus Corona provocado por el incidente en Morelia, donde el portero de la selección propinó un cabezazo al preparador físico de los monarcas, y gracias a esa indisciplina perdió la oportunidad de jugar la copa oro.

”No puede quedar impune dicen muchos medios”.


Creo que esto lleva al análisis de lo he he venido comentando, la asesoría integral del futbolista o deportista, para evitar este tipo de reacciones que son completamente humanas, pero es mejor evitarlas ya que son figuras públicas y cualquier cosa que hagan mal será criticada a la máxima potencia.

El mayor error del Maza en esta polémica, para mi punto de vista fue el declarar retractándose de lo que había sucedido, lo que provocó que su imagen se viera afectada y de paso le toca a su equipo, en este caso el América.

Ahora tendrá que pedir una disculpa y el Chepo tendrá una carga al tener que aplicar un castigo de acuerdo al reglamento y a las reglas establecidas por el mismo, para evitar ir en contra de lo acordado previamente.

Según el reglamento disciplinario que se encuentra publico en la pagina de la Federación Mexicana, si un jugador ofende o agrede al público o el lugar destinado al mismo:  recibiría un castigo de 10 a 12 partidos de suspensión y/o de 18 a 450 días de salario mínimo.