Exquisitos gustos futuristas se vuelcan para transformar trajes convencionales en algo más que simple moda.

 Ichiro Suzuki nació en Osaka Japón, desarrolló su gusto por las formas geométricas en el London College of Fashion, madurando sus gustos hacia su extraña afinidad da un estilo vanguardista que lo ha llevado a la cima de la creatividad. Trabajó como sastre en  Savile Row clothier Henry Poole and Co. y desarrolló su propia línea de ropa añadiendo sus propio sello geométrico. Suzuki creó una colección que ganó el primer lugar, en el evento  Talent Support 2012, es una organización que busca promover el talento joven y por descubrir. El diseñador, logra equilibrar perfectamente la delicia de la ropa para caballero tradicional, con los embates de los cambios que sufre la moda, al innovar continuamente. 


Basa sus diseños en la realidad, sin dejar de lado el ser experimental en el arte óptico, usando polígonos y formas 3-D. Le tomó seis meses para terminar la colección presentada en el  Talent Support 2012, utilizó en ella ingeniería estructural, moldeado en torno y elementos geométricos, para hacer las formas vivas, es obvio que usó técnicas de confección artesanal para lograr dar los acabados deseados a las piezas.  “Complejo, intrincado, mosaico es la clave en mi colección y he trabajado de acuerdo con mi punto de vista sobre la sastrería moderna. He cambiado las normas británicas de sastrería completamente y se utilizan mosaicos en formas inusuales, yo mismo he creado los patrones y los había puesto en una empresa de serigrafía llamado Huntley, y en otra empresa de ropa de impresión digital llamado AJ Gilmartin. Los dos están en Londres. He aprendido mucho con ellos. La parte de la imprenta fue un verdadero reto para mí porque nunca había hecho eso antes” dijo el afamado diseñador.


Ichiro Suzuki al graduarse de London College of Fashion,fue invitado a trabajar en Henry Poole and Co. en 2007, ellos son conocidos por ser los fundadores de Savile Row y en ese lugar es donde he trabajado desde esos días. Los artículos, que los caballeros usan todos los días como, chaquetas, pantalones, chalecos, etc. juegan un papel importante en la propuesta de este hombre que lejos de ser convencional es un deleite, que expresa lujo y es garantía de solemnidad al vestir, es un hombre que a pesar de que su ropa está construida y basada en conceptos que no han cambiado desde hace 150 años, no cree en los conceptos como tal, cree en, cómo se ve cuando el concepto, es no tener conceptos, según las palabras de Suzuki, ya que está basada en la ropa que visten los occidentales, esta está arraigada a lo que conocemos hasta ahora, con un giro, para generar al que lo usa, una imagen interesante y divertida. Si bien la adaptación tiene un nombre entre lo conceptual, lo posible  y la ropa que un caballero debe llevar por la calle, ese nombre es… Ichiro Suzuki.