Nueva York se suma a la modernidad y versatilidad en microapartamentos.

Espacios para estacionar bicicletas, áreas comunes, gimnasio, sala de actividades en planta baja, área de lavado, azotea con roof garden, café y todo esto figurando de bloques modulares de entre 23,2 y 34,4 metros cuadrados, que pueden ser ocupados por una o dos personas, dando solución a los problemas de el encarecimiento de vivienda en la metrópoli de Nueva York, suena como la idea más sensacional de los últimos tiempos en el rubro de los bienes raíces.

Los departamentos han sido una de las soluciones económicas, que se realiza mediante el aprovechamiento en común de zonas de circulación, tanto verticales como horizontales, así mismo se economiza en las instalaciones complementarias de agua, drenaje y luz eléctrica.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dio a conocer los primeros microapartamentos en la ciudad, con los que se busca adaptar a la vida, las necesidades demográficas de sus habitantes, ofreciendo dichos apartamentos con rentas más accesibles.

El departamento de Preservación y desarrollo de Vivienda de la ciudad realizó un concurso  AdAPT NYC en el cual se batieron en duelo distintas empresas para obtener la presea y llevar a cabo la construcción del nuevo diseño.

“La capacidad de Nueva York para adaptarse a los nuevos tiempos nos hizo la mejor ciudad del mundo y va a ser lo que nos mantenga fuertes en el siglo XXI” dijo Bloomberg haciendo el anuncio desde la ciudad de Nueva York, donde se inaugura una muestra de los apartamentos.

No es secreto que una ciudad como Manhattan, sea una de las islas con mayor densidad del planeta, con 1,8 millones de hogares, de una o dos personas viviendo en ellos y con un grupo demográfico que ha estallado en las últimas décadas. En cada uno de estos departamentos tipo estudio con un solo dormitorio vive el grueso de la población.

“Las acciones de la ciudad en relación con la vivienda, están bien alineados con los cambios demográficos de la población” dijo el alcalde, y bien cabe mencionar que el negar la reestructuración de la forma de construir en la gran manzana, ha estado mermando la capacidad de albergar a más ciudadanos de los que hasta ahora tiene Manhattan.

ADAPT es parte de un gran experimento para revertir el problema. En la Bahía de Kip, la ciudad se ha comprometido a cambiar sus códigos de vivienda actuales y permitir la construcción de una torre.

El año que viene se comenzará la construcción del edificio llevado por nARCHITECTS, los desarrolladores Monadnock, y el HD Actors Fund, el plan…”Mi Micro NY,” será de nueve unidades, los apartamentos serán prefabricados ya en el Brooklyn Navy Yard, así se ahorran días de construcción y millones de dólares con el simple hecho de poder colocarlos en breve, con la ayuda de una grúa.

Los pequeños pero totalmente equipados apartamentos, sorprenden con un un diseño que parece ser una pequeña caja muy bien organizada, que rebasa a la imaginación en compartimentos perfectamente distribuidos para el deleite del bien organizado habitante del lugar.

Cuenta con cocina, un cuarto de baño, una mesa plegable, sala de estar o estudio. Un balcón Juliette deja circular el aire y arriba un espacio de almacenamiento que es equivalente a un VW Jetta.

Quién iba a decir que, comodidad y lujo no iban tomados de la la mano en un espacio tan pequeño, con la versatilidad de una navaja suiza…