En días pasados nuestro fútbol mexicano se vió envuelto en una polémica respecto a la imposibilidad  de que ciertos jugadores pudieran jugar con su equipo, relacionado a varios jugadores extranjeros, denotando una necesidad de asesoría de profesionales en el tema migratorio.


A mediados de 2011 entró en vigor una nueva Ley de Migración en México, esta reforma que suprimió la conocida Ley General de Población fue hecha con el objeto de “modernizar” la política migratoria y enfocarla a la protección de los derechos humanos, provocado por el deseo de proteger a los migrantes centroamericanos que día a día arriesgan sus vidas cruzando nuestra frontera sur, siendo víctimas de abusos del crimen organizado. A simple vista, parece un gran gesto del Gobierno Mexicano que se preocupa por el bienestar de todo aquel que pise el territorio nacional.


Con esta situación que aconteció en nuestra liga mx , me di a la tarea de hablar con especialistas en el Área Migratoria de Becker, Pasquel & Romero, S.C. para que pudiéramos entender la situación que vive nuestro país en este tema y que se relaciona directamente con nuestro futbol y los extranjeros que prestan sus servicios para diferentes clubes.


Ellos nos comentaron que como bien sabemos toda Ley requiere de un Reglamento para su correcta y exacta aplicación, sin embargo, debido al proceso electoral del año pasado, el Reglamento de nuestra nueva Ley de Migración, fue aplazado durante meses  hasta que el Congreso se sintió presionado por el cambio de Gobierno Federal y decidieron enfocarse a la realización de dicho Reglamento y también muy a prisa se publicaron los “Lineamientos” que actualmente rigen todos los trámites migratorios.


El objeto de una buena política migratoria en un país en vías de desarrollo como México, no solo se debe enfocar a la protección de los Derechos Humanos, es de vital importancia que se considere la inversión extranjera, el desarrollo de las empresas multinacionales que vienen a nuestro país a invertir en grandes proyectos que a su vez generan empleos para Mexicanos, entre muchos otros beneficios.


Con los nuevos procesos que se implementaron en el Instituto Nacional de Migración, los extranjeros que vienen a invertir en nuestros país, a dirigir proyectos o desempeñar puestos importantes en empresas tanto mexicanas como extranjeras, han provocado un verdadero caos ya que existen muchas restricciones para obtener una residencia temporal, se suprimieron los documentos migratorios FM-3 y FM-2; limitan al turista y a las personas de negocios a estar en México solamente 180 días sin la posibilidad de renovar o cambiar su situación migratoria, salvo en casos muy excepcionales, es decir, al término de los 180 días que se les otorga a la entrada, deberán, sin más opción, abandonar el país.


Por ello en Cruz Azul y América; equipos que contrataron refuerzos extranjeros en la temporada de fichaje para formar parte de sus alineaciones se vieron imposibilitados a utilizarlos por un cierto desconocimiento de esta nueva Ley y sus detalles o por la necesidad de asesoría de un departamento jurídico, llevando a estos clubes a no poder estrenar a sus nuevas estrellas, ya que los jugadores extranjeros llegaron a México como turistas (180 días).


La Ley expresamente prohíbe a los turistas realizar cualquier actividad que no sea con fines de recreación o culturales, y sobre todo, prohíbe estrictamente percibir una remuneración derivada de una oferta de empleo.


Esta problemática trajo como resultado que el colombiano Teófilo Gutiérrez y el argentino Nicolás Bertolo, nuevas adquisiciones del Cruz Azul, no pudieron debutar al inicio del torneo ya que el Instituto Nacional de Migración les prohibió realizar dicha actividad por ser turistas.


Los refuerzos se vieron obligados a abandonar el país, con el fin de obtener su visa de trabajo. Intentaron obtener su visa en un Consulado Mexicano en Estados Unidos y fueron rechazados, tuvieron que viajar de ahí a Colombia en donde finalmente fueron entrevistados por el Cónsul y les fue otorgada la visa.


Este no solo es un problema que se ha presentado en las Instituciones Deportivas, es un problema que ha llegado a grandes empresas como multinacionales que incluso son proveedoras del Gobierno Mexicano, es decir, por un lado el Gobierno otorga trabajo y negocio a empresas y por otro lado, les complica la tramitación de visas de trabajo de personas que en muchas ocasiones, son claves o necesarias para el cumplimiento de las obligaciones de las empresas.


Es necesario que los encargados de la Secretaria de Gobernación tomen cartas en el asunto y ver la posibilidad de eliminar esa restricción que se ha impuesto a los turistas y a las personas de negocios, Además de profesionalizar los temas administrativos y jurídicos dentro de los clubes de fútbol.


No solo para que los equipos de fútbol puedan traer más jugadores, sino para que las empresas y los inversionistas no tengan esa limitante y nuestro país siga manteniendo ese ingreso que se capta del extranjero.