Uniendo fuerzas en pos del arte.

La mezcla particular de pintura, arquitectura y escultura en las obras del artista brasileño Henrique Oliviera, buscan impactar con su fluidez y magnífica intrepidez. Todo comienza cuando Henrique era estudiante de la Universidad de Sao Paulo, inspirado por la madera que se deterioraba en una construcción, que vislumbraba desde el interior de su habitación y luego de haber probado con distintos materiales como periódico y arena,  finalmente el atrevido artista, se focalizó por materiales que transportaron su arte a fronteras inimaginables, exteriorizando sentimientos en sus obras que van más allá de un lienzo, ocupando muros de grandes dimensiones.

Las piezas artísticas de Henrique dan clara  muestra de la creatividad en una sola obra, desde el uso huecograbado, hasta tomar como marco edificaciones modernas o antiguas, sus procesos creativos, fueron combinando técnicas que crean las irregularidades que deleitan como pocas.

Para llevar a cabo su trabajo, Henrique utiliza fotografías de los espacios en los que colocará la pieza, hace uso de resinas, plástico y metal, para luego envolverlo con las lajas de madera que cuidadosamente acomoda en forma caprichosa, dando vaivén a la pieza.

Su trabajo se ha expuesto en las ciudades más importantes del mundo, es de un esfuerzo  y escala monumental, que a lo largo del tiempo será recordado como uno de los mejores expositores de arte de nuestro planeta.