En este concepto, interpretaré mi profesión que esta enfocada para artistas y deportistas, que en México no es muy usual que existan especialistas. Al igual que cualquier profesionista, los abogados deben recibir su pago de honorarios. Esta profesión que para mucha gente es algo que no se le da tanta importancia o se deja para el último, es de vital importancia para consolidar y proteger el patrimonio del artista. Nosotros los abogados contamos con una preparación y conceptos diferentes, que ayudan a los managers, artistas y bookers.

Por lo tanto, los abogados generalmente se les paga en forma de horas facturables y no como un porcentaje de sus ingresos (los abogados dicen que los managers y bookers son más inteligentes, ya que se ponen en marcha y no tiene que perseguir a artistas para hacer que paguen sus cuentas … probablemente no es más inteligente que el otro). El honorario suele estar entre $1,500 a $6,000 por hora (este de gama alta es en realidad sólo se encuentran en las firmas de elite) por sus servicios. Lo que para mi personal forma de trabajar no aplica por considerarla injusta (cobrar por mail contestado, por llamada telefónica o por tiempo destinado)

Algunos abogados trabajan sobre una base porcentual y por lo general de 5 a 20 por ciento de los ingresos generados a partir de un acuerdo. Esto incluye los avances personales pagados a un artista de una etiqueta. Además, hay un arreglo híbrido, donde los abogados cobran una tarifa por hora bajo el entendido de que, al final de la operación, que recibirán un porcentaje del dinero neto que el artista recibe de la etiqueta.

En este escenario, insisten en que las tarifas por hora facturada al artista se deducirá de las actividades realizadas. Por último, algunos abogados se llevarán a una tarifa basada en el tamaño de la oferta una vez se haya celebrado. Esto se conoce como “valor de facturación.” En este tipo de relación, el artista o deportista paga una tarifa basada en el último “valor” de la operación.

En mi caso suele ser el honorario justo, tomando en cuenta el tipo y cantidad de asunto o trabajo, siempre con la intención de apoyar con cantidades sencillas a artistas independientes, como es el caso de Dapuntobeat, Elis Paprika, Rock&Love, entre otros.

El mayor valor que el abogado le ayudó a conseguir, se aumentará a la ganancia del abogado. En todos estos casos, es importante destacar que los abogados sólo deben sacar su porcentaje de la cuota de artista, y ya no el dinero bruto. Los abogados pueden ser muy creativos a la hora de pago, por lo que hay que acordarlo en un principio. Simplemente no hay forma de cubrir todas las posibles permutaciones que hay. Los ejemplos anteriores son la intención de darle una visión general de cómo funciona el proceso. Sea cual sea su acuerdo de honorarios, una cosa es cierta: cuanto más dinero está haciendo el artista o deportista, más se le paga a su abogado. Por lo tanto, al igual que los directivos y agentes, abogados quieren que tengas éxito. Ellos van a tratar de utilizar sus contactos – ya se trate de las compañías discográficas, managers, empresas de publicidad, o en cualquier otro dinero potencial podría ser encontrado – para que te ayuden en el crecimiento de su carrera y sus ingresos.