La pulsera, que también sirve como reloj, está fabricada en silicona de colores y dispone de unos indicadores LED. A medida que hagamos nuestras actividades diarias esos indicadores iran de rojo a verde según nuestra actividad diaria, comenzando cada mañana.

En realidad, mide el movimiento del portador gracias a un acelerómetro de tres ejes calculando el número de pasos y movimientos realizados, traduciendo esta información en calorías consumidas. Esas calorías gastadas son convertidas por la Nike+ FuelBand en puntos que hacen que las luces LEDs se vayan iluminando con el objetivo de animarnos a ser más activos.

Posee una batería de polímeros de litio capaz de estar 4 días hasta la siguiente recarga y cuenta con un puerto USB para sincronizar y cargar. Gracias a la sincronización, podremos ver nuestros registros y cómo va nuestro progreso mediante unas gráficas de barras. Y sea vía Bluetooth o por USB, podremos compartir con otros nuestro progreso mediante Twitter, Facebook o la comunidad online de Nike+.

Estará disponible de momento en los Estados Unidos a partir del 22 de febrero por 149 dólares.

Nike+ #GAMEONWORLD from Trim Editing on Vimeo.